Uñas de Color | Gran Imaginador

IMG_0019

Él tiene razón, no sé en qué estaba pensando ayer. Cada vez me parezco más a mi madre. Estos ataques de histeria que me dan no son normales. Es lógico que él se enfade. Con el buen carácter que yo tenía cuando nos conocimos…y lo guapa que estaba, la verdad. No como ahora. Nadie me lo dice tal cual, pero yo lo sé. No estoy ciega. El otro día me miré de refilón en un escaparate y tuve que reconocer que él tiene razón: se me está poniendo el culo como una maleta. Claro, por eso no le gustó cómo me vistió Andrea para ir al cine con él.

Andrea es mi vecina. Es muy maja, pero él tiene razón, es un poco cabezona y viste un poco exagerado. Se pinta siempre los labios y las uñas de rojo. Yo antes también me las pintaba. De rojo no, porque me parece un poco de señora, pero sí de rosa o azul. Una vez, mi prima me pintó unas sandías y todo. Quedaban muy graciosas ahora que lo pienso. Pero estas cosas a él no le gustan. A él le gusta más cuando voy discreta. Siempre me dice que yo estoy guapa y fina cuando soy discreta. Yo sé que a él le gusta más cuando voy poco maquillada y con el pelo liso (aunque eso suele costarme, porque yo lo tengo rizado y planchármelo es un rollo). Por eso sé que él tiene razón. Como últimamente no estoy muy guapa, Andrea se ofreció a maquillarme y a prestarme un vestido para darle una sorpresa a él.

Yo debería haberlo sabido. Que no iba a gustarle, me refiero. Por eso es mi culpa. Cuando me miró serio y enfadado y vi que no le gustaba me puse a llorar. No me di cuenta de que estaba histérica. Él me lo dijo, me avisó de que me estaba poniendo histérica. Me dijo, con toda la razón, que no íbamos a salir al cine porque yo estaba comportándome como una malcriada. Me recordó que al día siguiente íbamos a comer a casa de su madre, y que con mi numerito él ya iba a estar de mal humor lo que quedaba de fin de semana. Con lo buena que es mi suegra, y yo estropeando la comida familiar. Yo, con la pena de saber que había vuelto a estropearlo todo, no paraba de llorar.

Él tiene razón, era la única forma de sacarme de aquel estado. Tampoco fue tan fuerte. Casi no me hizo daño. Hombre, daño daño, no. Él tiene razón, me salen moratones con todo. Andrea no sabe que en mi caso es normal.

Él tiene razón, me salen moratones con todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR